Cómo funcionan los CFD y el apalancamiento

Share

 

¿Quieres entender cómo funcionan los CFD de forma definitiva?Entender CFD y el apalancamiento

Los CFD son productos derivados y los productos derivados son, en definitiva, instrumentos con los que podemos sacarle más jugo a nuestra inversión. Son herramientas de las que podemos disponer de forma regulada, que nos permiten jugar nuestro margen económico y/o temporal de operación.

Cuando compramos en un supermercado, la compra y el pago, se realizan de forma simultánea, en directo, en el momento de “la negociación”. En el momento que compras el detergente, lo pagas. Pues bien, en la Bolsa no tiene porqué ser así, en la Bolsa podemos llegar a vender algo que todavía no tenemos, o bien podemos acordar una operación de compra-venta a un plazo de tiempo vista determinado.

Los principales productos derivados son los CFDs, las Opciones y los Futuros. Abordaremos más a fondo el concepto de los CFDs, que son un producto financiero derivado y, cuidado, a la vez una poderosa arma de doble filo, que ofrecen la mayor parte de los brokers.

Dado que el riesgo de operar con CFDs es un tanto elevado, es altamente recomendable usar durante una temporada un simulador para practicar con ellos sin pillarnos los dedos.

Los CFDs

Los CFDs, que viene del inglés Contract For Differences, es un instrumento financiero que te permite operar sobre acciones o índices, y beneficiarte de las fluctuaciones de su precio, sin ser el titular de los mismos.

Lo que estarás negociando no es el valor de la acción, o del índice, sino la diferencia entre su precio de compra y de venta.

Con un ejemplo las cosas siempre se ven más claras:

Imagina que tu dispones de un saldo de 1.000€ para invertir en acciones de Telefónica, y que actualmente cotizan a un valor de 10€. Si quisieras comprar las acciones directamente, es decir, ser tú el titular de las mismas, le pedirías a tu broker que te reservara 100 acciones, a coste de 10€.

Otra opción, si tu convicción es la de que Telefónica subirá su valor de cotización, es la de pedirle a tu broker 1000 CFDs de Telefónica, por los que tú “pagas” en el momento del contrato, una garantía (en La Bolsa Virtual la garantía es del 5%, valor que refleja los valores de garantía habituales de los brokers). Pagas, para reservarte dichas acciones un 5% del capital que deseas invertir, en este ejemplo, 50€.

En este caso, tus beneficios o pérdidas, serán los mismos seas o no seas el titular de las acciones, pero por contra tan sólo has bloqueado para esta operación 50€ de tu capital (el 5%, o el valor de garantía, del capital que deseas invertir) y no tus 1.000€.

Una de las grandes ventajas de los CFDs es que además te permiten ganar cuando la Bolsa baja, es decir, te permiten vender un valor que todavía no has comprado. Sí, has entendido bien, vendes antes de comprar… Pero esto te lo explico en otro post más adelante.

¿Y qué es el apalancamiento?

El Apalancamiento viene a ser una amplificación “virtual” del capital con el que operas. El único “pero” es que, además de poder amplificar las ganancias, también las pérdidas resultantes de una mala operación se amplifican.

CFD y apalancamiento

El broker te deja participar en los mercados con tu capital inicial, y te deja multiplicarlo por un margen de apalancamiento determinado.

Por ejemplo:

Si tu partes de un capital de 1.000€ y operas con un margen de apalancamiento de 1:10, en realidad estás multiplicando tu capital disponible 10 veces, es decir, sería sinónimo de estar operando con 10.000€ de capital.

Otro ejemplo.

Imagina que abres una posición de compra de 1.000€ de acciones de Telefónica, con un apalancamiento de 1:20. El valor con el que a efectos prácticos estarías operando sería de 20.000€.

Si el valor cayera un 1%, tu pérdida también se vería multiplicada por el factor del apalancamiento, en este caso 20, por lo que no estarías perdiendo 10€ sino 200€. Lo suculento es pensar al revés, que con una subida de un 1% de Telefónica, con tu operación real estarías ganando 10€, mientras que apalancándote conseguirías de una sola tacada 200€.

El apalancamiento es una arma muy poderosa, pero que cuenta con un doble filo. Por ello, brokers que operan en CFDs, como Plus500, siempre añaden la “coletilla”: “risk involved“. Hay riesgo en juego…

El apalancamiento no está pensado para estrategias de largo plazo, sino mejor para operativa de corto plazo en la que uno está continuamente bajo vigilancia del movimiento de los mercados, para sacarle provecho a las fluctuaciones del mercado. Y sobretodo, es un instrumento poco apto para novatos.

Share

4 pensamientos en “Cómo funcionan los CFD y el apalancamiento”

  1. A mi parecer para conseguir éxito en Forex debes hacer inversiones inteligentes, de nada sirve evitar gastar y tener grandes perdidas por no trabajar con lo mejor. Mi misión en este comentario es recomendarle lo que para mi es el mejor sofware para Forex. Luego de perder algo de dinero y tiempo buscando la mejor herramienta con la cual analizar, y aprovechar el mercado me topé con esto (www(.)quantina-intelligence.com/index.php?route=product/product&path=20&product_id=86) me parece que es el mejor sofware que puedes conseguir. Además cuando lo adquirí me dieron un cupón, el cual tiene un código con el cual se puede conseguir un 30% de descuento en las próximas compras de productos desarrollados por quantina intelligence (no importa cuántas compras sean) El código es; Quant-3010. Espero que si alguien más llega a tener la misma suerte que yo, y le asignan un código o algo más que nos beneficie a todos en la comunidad también lo comparta. Espero esto les sea útil, feliz día.

  2. excelente distinción del como funciona este sistema hay que tener en cuenta muchos de los aspectos que vienen incluidos como lo son el riesgo y ello es algo que se debe de tener en cuenta para emplear este proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.